Edicion: 9 de Agosto de 2015
Hoy en Tapa de Papel | Ediciones Anteriores
NOTICIAS SUPLEMENTOS SERVICIOS CONTACTO QUIENES SOMOS
Portada  »  Culturales  »  Un mano a mano con Liliana Felipe, una “estudiante y curiosa de la vida”
12 de Julio de 2015
Entrevista exclusiva - La cantautora, compositora y pianista villamariense, radicada en México, dialogó con EL DIARIO en su reciente visita a Córdoba
Un mano a mano con Liliana Felipe, una “estudiante y curiosa de la vida”
Tras presentar la obra “Juana La Larga” junto a Jesusa Rodríguez, su pareja desde hace 35 años, habló de Cristina, de De la Sota, del “especismo”, del aborto y de los juicios a los genocidas
Compartir Compartir Imprimir
“Cuando comemos carne, nos metemos el veneno de Monsanto, la angustia, la crueldad y la tortura”, señaló Liliana al referirse a la masacre de animales -La artista participó en Córdoba de los festejos por los 30 años del Teatro La Cochera
En su canción “Sentirlo todo” asegura que quiere ser otra manera de comprender a Dios. Así comienza la charla en una esquina de Córdoba, un viernes donde el frío no se percibe gracias a su cálido trato.
El inicio fue anticlerical. Ella, desde siempre, con su férreo ateísmo y con la negación expresa ante la comparación de que Eduardo Galeano sea como ella, pero sin tocar el piano.
-“¿Qué te pasa? El es un gran maestro. No me compares. Su mente es increíble”, advierte.
¿Y tu mente Liliana?
-Yo sólo soy una estudiante, curiosa de la vida. 
Es ahí, en su mente, donde hace cinco años comenzó con los cambios “muy fuertes” en su vida, desde que se fue a vivir al campo y comenzó a respetar a los demás animales:  “No logro entender. Me siento como engañada por la sociedad, por la educación, por mí misma, por todo. Fui cómplice, hasta hace muy poco tiempo, de algo que no merecía ser cómplice. Hay un punto, un momento en la vida -que no todos viven- en la que te das cuenta de que cualquier animal es tan importante como una”. 
Esto será un eje que marque la entrevista de punta a punta. El “especismo”, esa palabra que le da vueltas hace tiempo en su cabeza desde el momento en que se dio cuenta de que  “no es una elección fortuita. No es ser de Boca o de River. Lo que estoy diciendo implica seres vivientes, por eso la urgencia de los veganos de transmitir lo que hemos percibido”. 
Se nota una mujer generosa. Y por eso siempre está del otro lado del sistema, el mismo que critica y analiza. Denuncia en la mesa, como lo hace en sus canciones. Porque mira de igual a igual a otros seres: “Los animales tienen los mismos derechos, sólo que no hablan ni se crearon un Dios”. Ese mismo Dios, que ella sabe que “el ser humano se inventa para que le diga que somos  superiores”. Dice que su locura de ahora es eso, luchar contra el “especismo”, la masacre contra los animales. Esa palabra que aún no aparece como término en el diccionario de la Real Academia Española. Ella que siempre ha luchado por los derechos humanos ahora se da cuenta que también hay que luchar por los derechos de los animales, de los que no tienen voz, para eso debiera servir nuestra “humanidad”.
En su momento de mayor énfasis, ata cabos y avisa que los “esclavizadores son siempre los mismos, y para quienes las leyes no existen, como la ‘Suciedad’ Rural Argentina, que es la misma que mató a aborígenes para tener sus tierras, esos son los mismos que crían el ganado y que nos lo meten hasta por las orejas”. 
Pero la crítica va más allá, y advierte: “Cuando comemos carne, nos metemos el veneno de Monsanto, la angustia, la crueldad y la tortura”.
Mira y explica que se puede morir tranquila si logra que alguien sienta su mismo “clic”, que se entere de eso, de esa injusticia. 
 
Todos los sentidos
“Ser lo mismo de todos los sentidos”, canta en el tema ya citado. Y así encara cualquier respuesta. “Siempre el piano me salvó en los peores momentos; me refugio en él, y aunque todavía no logro hacer muchas canciones sobre el ‘especismo’, ya van a salir”. 
No se reconoce intérprete, a veces de ella misma, porque no puede meterse “en el pensamiento y razonamiento de otro compositor”. Ella canta lo suyo, y lo hace tan sentidamente que nadie sale igual de cómo llegó a sus  conciertos. A pesar de ser una descarrilada, irreverente, algunos golpes que muchos encontrarían en sus letras, para tantísimos otros pueden ser caricias para saber que no están tan solos en la vida. Caricias que se parecen a las que les enseñaba su abuela Ninfa en su niñez, cuando ponía a todos sus hermanos para aprender a acariciarse.
“Mi abuela Ninfa, era una mujer bastante peculiar. Es bueno que lo que hago sirva a la gente, porque yo en mi casa me aburro cantando sola”, subraya.
Eso es lo primero que la conecta al país en la charla. También de algo que le generó orgullo, como fue la marcha nacional “#Ni Una Menos”, la cual calificó de “ejemplar”, pero no el oportunismo de políticos como el gobernador José Manuel de la Sota con su cartel de la consigna y el hecho de que no esté funcionando la Comisión de Género, creada ese día. “Es un retroceso grande tener en Córdoba a un gobernador como De la Sota, una persona tan mediocre”, sentenció.
La política nunca le fue esquiva, sino todo lo contrario. Convicción es lo que le sobra, y el pulso no le tiembla cuando acusa lo que pasa en su México adoptivo, no solamente con una remera de “Todos somos Ayotzinapa”, en memoria de los estudiantes mexicanos desaparecidos, sino con las palabras. “Yo en México no existo”, reconoce para luego explicar cómo una artista de este calibre puede pasar desapercibida: “La sociedad mexicana en este momento es totalmente aplastada por la mezcla de 100 años de gobiernos no elegidos. El último presidente electo en México fue en 1910, Francisco I. Madero que fue asesinado a los dos años. Es una camarilla política controlada por corporaciones como  Standard Oil; o sea,  Repsol, Exxon, Monsanto, mineras canadienses, francesa, inglesas. No hay culpables en este momento. En México si algo ocurre no sabes dónde poner el dedo. En la Argentina el genocidio lo hizo una dictadura, allá la ‘democracia’ es la que  está haciendo lo inimaginable a la población y los medios no lo muestran. Son parte importante de su engranaje”. 
 
Liliana y el terror
La dictadura argentina a Liliana la traza de punta a punta. 
Y eso es lo que más le gusta del Gobierno nacional, que también critica en algunos aspectos. “Lo de Cristina (Kirchner), lo que veo desde afuera, es una buena gestión de alguien inteligente. Por ejemplo, en el tema Justicia: me parece excelente que se juzgue a los genocidas. Y que sea el único país en el mundo donde ocurre me parece impresionante”, comenta. Pero a la vez habla del aborto y pone como ejemplo un caso de legalización por una violación. Se queja de que no estamos en épocas de quema de brujas donde “un par de personas, de jueces, decidan sobre la vida y el cuerpo de una mujer”. 
Esa es una de las cosas que no entiende por qué la presidenta “no ha sido muy clara” con respecto a su posición. “El otro tema es Monsanto en Argentina. Todo lo demás entiendo que está bien, que la gente lo agradece”, finaliza.
El último Gobierno de facto siempre es motivo de temas en la charla. Liliana autoexiliada, en México, nunca más volvió, y asegura: “Nunca pensé en volver a vivir acá. Pero cuando uno se va alguna vez, se va siempre. Cuando aprendes a irte es algo que se puede volver a repetir”.
El motivo es la megacausa “La Perla”. En el expediente “Ríos y otros” figura su hermana Ester Silvia del Rosario Felipe, quien fue secuestrada junto  al marido Luis Carlos Mónaco en Villa María el 11 de enero de 1978 y hoy están desaparecidos. 
“Estoy segura que para los alegatos regresaré. Le pedí a los abogados que me avisen con tiempo”. 
Para estar en ese momento histórico y “sentirlo todo de todas las maneras, vivirlo todo en todos los sentidos”, tal como ella misma canta.

Otras notas de la seccion Culturales
  • Analía Rosso mostrará sus cuadros en el Favio
  • Inscriben en escuela de modelos
  • Un humor sin red
  • "Hago bailar cuarteto a americanos y extranjeros en mis clases de Nueva York"
  • El PEUAM obtuvo un premio en Ausonia


  • Humor
    Noticias » Locales » Regionales » Policiales y Judiciales » Deportes » Culturales » Especiales » Opiniones
    Suplementos » Tiempo de Salud » Arquitectura » Horas Libres » Rural » Cultura » Viajes »
    Archivo formato anterior » 2001 » 2002 » 2003 » 2004 » 2005 » 2006 » 2007 » 2008
    Servicios » Fúnebres » Clima »
    REPORTÁ UNA NOTICIA

    Si tenés una noticia comunicate
    E-mail: lector.escribe@eldiariocba.com.ar
    Teléfono: 0353-4523976 (Redacción)
    PUBLICIDAD

    E-mail: publicidad@eldiariocba.com.ar
    Teléfono: 0353-4523976 (Publicidad)
    Celular: 0353-154199702
    NUESTROS DATOS

    El Diario del Centro del País es editado por la Cooperativa Comunicar en Periodistas Argentinos 466/474, ciudad de Villa María, República Argentina
    Teléfonos: 0353-4523976 y 0353-4613126
    E-mail: eldiario@eldiariocba.com.ar

    Copyright 2008-2022 Cooperativa Comunicar.   WfxGroup - Administracion de publicidad para sitios de alto trafico - Villa Maria - Cordoba WfxGroup - Diseño y programacion Web - Villa Maria - Cordoba